INFUSIONES

Infusionar la ginebra para obtener distintos matices en aromas y sabores completamente diferentes.
Así es Té Tonic, una mezcla única de botánicos, flores y especias seleccionadas y envasadas en una pirámide de seda que impregna cada GinTonic creando un maridaje sorprendente.

¿Por qué infusionar ginebras equilibradas? Simplemente por el placer de crear nuevos aromas y sabores para el GinTonic, manteniendo su esencia más pura.
Utilizando la misma ginebra con las diferentes infusiones Té Tonic, podemos degustar un GinTonic completamente renovado: un cambio notable en los aromas que no altera su sabor característico.

La transparencia del GinTonic se ve ligeramente matizada por tonos pastel (rosas, limas, anaranjados...) gracias al maridaje de los botánicos y las frutas deshidratadas que lentamente transmiten sus aromas y colores naturales.